Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Llámanos y pídenos
presupuesto sin compromiso
93 342 64 66
o escríbenos
  • La casa-nido: ¿una buena opción para la custodia compartida?

    La casa-nido: ¿una buena opción para la custodia compartida?

07 MAR 2019

La custodia compartida es, en Cataluña, el régimen preferente. Para optar a él son necesarios varios requisitos, entre ellos que entre los progenitores medie una relación que no sea conflictiva o extremadamente difícil. Una de las decisiones importantes que se debe tomar en el momento de aceptar este tipo de régimen, es qué se hará con el uso del que hasta ahora había sido el domicilio familiar. Una opción, que no la única, es convertir el domicilio familiar en casa-nido. Como abogados de divorcio en Barcelona, desde BPM Abogados trataremos de explicar en qué consiste esta opción y si es recomendable dentro de la custodia compartida.

Carles y Marina visitaron BPM Abogados tras tomar la decisión de separarse. Casados, padres de tres hijos en común y con una relación cordial entre ellos, querían que les ayudáramos con todo el proceso legal de separación. Con la custodia compartida ya decidida entre ellos previamente, se preguntaban si utilizar el hogar familiar como casa-nido podía ser una buena opción en su caso para que sus hijos notaran los menos cambios posibles. De este modo, los progenitores se turnarían en el uso de la vivienda familiar, mientras los hijos permanecen en ella.

“Como abogados de divorcio en Barcelona, desde BPM Abogados no aconsejamos este reparto del uso del domicilio familiar, ya que pensamos que a largo plazo no funciona y genera prácticamente siempre conflictos entre los progenitores, aunque entre ellos haya mediado siempre una relación estupenda”, explican.

“Además, optar por la casa-nido es hacerlo por el sistema más caro. Si los dos progenitores se van a alternar en el uso de la vivienda familiar, deben disponer también de otro domicilio para vivir el tiempo que no les corresponda estar en la casa familiar. Eso supone, casi siempre, pagar por mantener 3 viviendas más todo lo que conllevan: hipoteca, suministros, comunidad… Si bien es cierto que los menores no necesitan desplazarse y con este sistema continúan en el que siempre ha sido su entorno, creemos que hay otras formas de lograrlo. Algo que les pedimos también que tengan en cuenta es que, en caso de rehacer su vida, el sistema de casa-nido es difícil de mantener. Usar el domicilio familiar como casa-nido tiene, para nosotros, más inconvenientes que ventajas. Por ello Carles y Marina acabaron optando por contar con dos domicilios familiares y que los niños pernoctaran una semana en casa de cada uno”.

Si necesitas que te ayudemos con el proceso de separación o divorcio, con o sin hijos en común, contacta con lo abogados de divorcio en Barcelona, BPM Abogados. Te escucharemos, asesoraremos y defenderemos tus derechos y los de tu familia tanto dentro como fuera de los tribunales.

 

abogados matrimonialistas barcelona

Contacto