Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Llámanos y pídenos
presupuesto sin compromiso
93 342 64 66
o escríbenos
  • La profesora de religión despedida por casarse con un divorciado deberá ser readmitida

    La profesora de religión despedida por casarse con un divorciado deberá ser readmitida

14 NOV 2016

Resurrección Galera lleva batallando 15 años en los tribunales por lo que considera justo: que su matrimonio con un divorciado no sea obstáculo para continuar impartiendo clases de religión. El pleito empezó en el año 2001, cuando fue despedida por el Obispado de Almería tras casarse con un hombre divorciado. Ella demandó y el Tribunal Constitucional declaró nulo aquel despido. Poco después el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía rechazó que tuviera que ser readmitida de forma indefinida. Ahora, ha tenido que ser la Sala de lo Social del Tribunal Supremo la que declare nula aquella decisión y, además, cree que la falta de llamamiento a la profesora para impartir clases durante el curso 2012/2013 “tiene los síntomas de ser una represalia” por el pleito iniciado en 2001.

El Supremo ha condenado, también, a los demandados por la docente, Ministerio de Educación, Consejería de Educación andaluza y Obispado de Almería, a readmitirla y pagarle los salarios de tramitación hasta que la readmisión sea efectiva. Es preciso recordar que en el momento de ejecutar la anterior sentencia un juzgado de lo Social ordenó en abril de 2012 que la docente se reincorporase a su trabajo únicamente hasta el 31 de agosto del mismo año.

El Tribunal Supremo insiste en la sentencia en que se ha vuelto a producir una vulneración de los derechos fundamentales de la profesora al excluirla de la lista de contratación.

“La existencia del procedimiento anterior durante once años, proceso en el que se consideraron vulnerados derechos como el de igualdad y no discriminación, libertad religiosa, intimidad y otros, constituía un indicio suficiente de la continuidad en la violación de los derechos fundamentales que se había sancionado en el anterior proceso, máxime cuando el nuevo despido se produjo, prácticamente,<a href="http://www.replica-watch.uk/">replica watches uk</a> sin solución de continuidad, lo que constituía, igualmente, un síntoma de una represalia contraria al principio de tutela judicial efectiva del que deriva la garantía de indemnidad que consiste en el derecho a no ser represaliado por el ejercicio de acciones judiciales”, indica la sentencia del Tribunal Supremo.

El Alto Tribunal indica que “la existencia de esos indicios y sospechas” obligaba a demostrar a las Administraciones y al Obispado que su decisión se basaba en “razones justas y objetivas, que era ajeno a todo propósito de revancha y que con él no se pretendía burlar la ley”. “Esta prueba no se ha logrado: ni se ha intentado probar causa que justificara ese proceder, ni la decisión del obispado fue motivada”, concluye el tribunal.

abogados matrimonialistas barcelona

Contacto