Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Llámanos y pídenos
presupuesto sin compromiso
93 818 37 29
o escríbenos
  • Estoy divorciado/a, ¿tengo derecho a la pensión de viudedad?

    Estoy divorciado/a, ¿tengo derecho a la pensión de viudedad?

05 SEP 2016

Cobrar la pensión de viudedad aún estando divorciado/a del fallecido/a es posible si desde el divorcio y hasta el momento del fallecimiento se recibía una pensión compensatoria.

Si no cobrabas una pensión compensatoria en el momento del fallecimiento es posible acceder a la pensión de viudedad si cumples alguno de los siguientes requisitos:

  1. Entre el divorcio o separación y el fallecimiento de tu excónyuge no ha transcurrido un tiempo superior a diez años, el vínculo matrimonial ha durado diez años o más y tenéis hijos en común.
  2. Tienes más de 50 años en el momento del fallecimiento de tu excónyuge.
  3. Vuestro divorcio o separación matrimonial está fechado/a con anterioridad al 1 de enero de 2008, independientemente de que cobraras o no una pensión compensatoria; en el momento del deceso tenías 65 años o más; no tienes derecho a otra pensión pública; y vuestro matrimonio duró al menos 15 años.
  4. Pudiste acreditar en el momento del divorcio que habías sido víctima de violencia de género en algún momento del matrimonio.

Recientemente, el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia retiró a una mujer la pensión de viudedad que le fue reconocida previamente por el Juzgado de lo Social, ya que los malos tratos que sufrió se dieron en el año posterior al divorcio.

Esta decisión del TSJ responde al recurso interpuesto por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) ante la sentencia del Juzgado de lo Social que declaraba el derecho de esta mujer a percibir la pensión de viudedad en cuantía del 52 por ciento de la base reguladora mensual de 712 euros, con efectos de febrero de 2014.

La mujer, divorciada, no cumplía ninguno de los requisitos necesarios para acceder a la pensión de viudedad tal y como ha podido acreditar el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS): la mujer no cobraba una pensión compensatoria, habían pasado más de diez años entre la fecha de la separación y el fallecimiento del causante; no existían hijos en común, la mujer no tenía una edad superior a los 50 años en el momento del fallecimiento del que había sido su marido y tampoco había sido víctima de violencia de género dentro del matrimonio. Aunque víctima de violencia de género, ésta se había dado con posterioridad al divorcio, por lo tanto, se aleja de los requisitos necesarios para poder acceder a este tipo de pensión.

abogados matrimonialistas barcelona

Contacto