Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Llámanos y pídenos
presupuesto sin compromiso
93 342 64 66
o escríbenos
  • Divorciarse ante notario en Cataluña, igual de barato que ante un juez

    Divorciarse ante notario en Cataluña, igual de barato que ante un juez

03 NOV 2016

En julio de 2015 entró en vigor la Ley de Jurisdicción voluntaria, que autorizaba a los notarios a divorciar sin la necesidad de que matrimonios acudieran a la vía judicial para obtener el divorcio. Sin embargo, si se optaba por un divorcio notarial, éste estaba gravado por el impuesto de actos jurídicos documentados. Este tributo obligaba a gravar en Catalunya con el 1,5% del valor del patrimonio que se transfería entre cónyuges fruto del divorcio. El porcentaje cambia según cada comunidad autónoma. Sin duda, la obligación de pagar este impuesto ha sido un freno para muchas parejas que decidieron optar mejor por la vía judicial, en la que no se debe pagar impuesto alguno. Si analizamos en profundidad lo que suponía pagar este impuesto a una pareja con bienes comunes e inmuebles, en muchos casos hablamos de cantidades bastante elevadas. Sin embargo, el pasado mes de octubre el Parlament de Catalunya aprobó la bonificación del impuesto de actos jurídicos documentados, medida con la que se pretende agilizar los divorcios de mutuo acuerdo de parejas sin hijos o con hijos mayores de edad y que descongestionará, en gran parte, los juzgados catalanes.

En el año 2015 en Catalunya se resolvieron más de 15.000 divorcios de mutuo acuerdo por vía judicial. El 3,5% de los más de 15.000 eran matrimonios sin hijos o con hijos mayores de edad que hubiesen podido resolverse ante notario, de no haber sido por el mencionado impuesto, que no ayudaba a optar por esta vía. Sin embargo, en los seis meses de 2015 siguientes a la entrada en vigor del divorcio notarial, tan solo 650 parejas se inclinaron por ella. La gran mayoría de estas 650 parejas no tenían propiedades en común y, por lo tanto, no debían pagar el impuesto de actos jurídicos documentados.

El divorcio notarial ha permitido agilizar un trámite casi siempre desagradable. De los 3 o 4 meses que se tardaba y se tarda habitualmente en obtener el divorcio en un juzgado hemos pasado a unos pocos días si se opta por un divorcio ante notario.

El coste de una u otra fórmula es prácticamente similar. De las dos formas se precisa la asistencia de un abogado. En el caso del divorcio notarial los abogados redactarán el convenio de divorcio, que en pocos días será ratificado y validado ante un notario. El coste aproximado del notario está entre los 150 y 200 euros.

abogados matrimonialistas barcelona

Contacto